diego trapero bitfab

Entrevista a Bitfab

En Social3Dprint queremos presentarte a profesionales de la impresión 3D en España para que conozcas más a las personas que hay detrás. Empezar, mantenerse, diferenciarse, encontrar tu nicho y conseguir clientes con tu proyecto no es fácil. Por eso queremos que tengas ejemplos motivadores. Lo que les une es el trabajo duro, la ilusión y la gran profesionalidad de todas estas empresas españolas.

En esta primera entrega tenemos a Diego Trapero, el fundador de Bitfab e ingeniero de formación.

– Social3Dprint: ¿Qué es y por qué se creó Bitfab?

– Diego Trapero: Bitfab es un servicio de impresión 3D online donde nos dedicamos a imprimir prototipos y series cortas, especialmente para otras empresas. Usamos normalmente impresoras FDM y SLA, aunque también podemos emplear otras tecnologías para los clientes que tienen necesidades más avanzadas.

Creé la empresa porque me empezó a fascinar la idea de crear un sistema de producción de series cortas y componentes desarrollado con software web y una plataforma de impresión 3D automática. Una caja negra, como lo llamo yo, donde entren presupuestos de los clientes y salgan piezas físicas con la menor intervención humana posible.

Aún estamos muy lejos de esa visión, estamos automatizando partes del proceso como el presupuestado y creando hardware propio, pero seguro que en un futuro próximo podemos integrar la cadena completa desde el presupuesto a la pieza puesta en la puerta del cliente.

– S3D: ¿Cómo fueron los comienzos?

– D.T.: Los comienzos fueron con un experimento en una web anterior que tenía, donde vendía impresoras 3D. La primera vez que me lancé a emprender fue vendiendo directamente una impresora 3D DIY y cometí muchos errores, entre ellos por ser demasiado perfeccionista (y novato) tardé demasiado tiempo en sacar el producto a la luz.

Esta vez se me ocurrió la idea y la validé inmediatamente con un formulario en la web que ya tenía y un cupón de Google Ads. Cree una página en la web y empecé a llevar tráfico de pago para comprobar que había gente que realmente quería encontrar y pagar un servicio de impresión 3D.

Como funcionó muy bien, cree rápidamente una web sencilla y seguí con la misma estrategia allí, en la web que ha ido creciendo hasta la versión actual de Bitfab.

Al principio usaba las impresoras 3D que había reunido en mi oficina, conforme fue pasando el tiempo desarrollé un modelo nuevo de impresora, la Bitfab Core, para producir las piezas de los clientes con la mayor calidad y fiabilidad.

Ha ido creciendo todo poquito a poquito con mucho trabajo.

– S3D: ¿Apoyos institucionales, familiares, profesionales?

– D.T.: Mi familia siempre me ha apoyado porque empecé muy joven, recién salido de la carrera, y sin ni idea de lo que hacía, solo las ganas. Han tenido la paciencia de dejarme madurar con el proyecto durante bastantes años.

Aparte de eso, una de las mayores oportunidades que me han brindado es acceder al Vivero de Empresas de Vicálvaro, una instalación municipal en Madrid, donde he podido tener mi propia oficina para levantar el proyecto. Es un espacio de trabajo con precios públicos y con muchas menos complicaciones que tener que alquilar tu propio local, oficina o nave.

También he conocido a mucha gente interesante dentro del mundo de la impresión 3D y de los negocios, muchos me han ido ayudando en puntos concretos o se han convertido en amigos o mentores en los que apoyarme.

– S3D: Ventajas e inconvenientes de este sector

– D.T.: Lo que yo he visto en función de los presupuestos que nos llegan y de la experiencia de otros compañeros del sector es que está en plena expansión y esa es la mayor ventaja. Ha pasado ya el boom de la impresión 3D en los medios, de las impresoras 3D domésticas y ha llegado el momento en el que las empresas le están encontrando usos en muchos sectores: industrial, medicina, dental, joyería… Por eso creo que la mayor oportunidad está ahora mismo en empresas de impresión 3D que trabajan para profesionales, empresas y que se centran en aplicaciones concretas.

La mayor desventaja, especialmente para nosotros que hemos empezado como un servicio de impresión 3D FDM (de filamento), es que las barreras de entrada son muy pequeñas y están surgiendo muchos proyectos similares en toda España y el mundo. Igual que al principio surgieron muchos fabricantes de máquinas DIY y muchas tiendas online, hoy en día un servicio de impresión pequeño, local, sólo con FDM es muy difícil de mantener.

El que quiera empezar un servicio de impresión 3D rentable ahora mismo en España tiene que tener claro que hay que diferenciarse y ofrecer servicios de valor añadido para no caer en la misma bolsa de los cientos (literalmente) de servicios que ya están en internet. Postprocesado, ingeniería, diseño, especialización en un área en concreto…

Nosotros nos estamos diferenciando en nuestra estrategia de contenidos, creando más contenido formativo y de calidad para que nuestros clientes nos conozcan a través de él. Ejemplos de ello son el blog y el podcast de Impresión 3D de Bitfab. Con la audiencia que estamos reuniendo vamos a ser capaces de diferenciarnos en otras dimensiones, apostar por integrar nuevas tecnologías como el SLS, que va a ser el paso más importante para la producción de series cortas. Y posteriormente el software para automatizar el proceso y que nuestros clientes puedan pedir sus piezas de la manera más sencilla y económica posible.

– S3D: Podemos leer varios artículos y guías sobre divulgación de la impresión 3D y otros asuntos.

– D.T.: Uno de los proyectos que hemos hecho más recientemente es el ebook de Diseño para impresión 3D, que tenemos publicado en nuestra web. Es una guía rápida dirigida a personas técnicas para que puedan adaptar sus diseños CAD y optimizarlos para impresión 3D con tecnología FDM.

Ha tenido muy buena acogida y nos consta que lo están usando en centros educativos y en universidades como la Universitat Oberta de Catalunya.

– S3D: Perspectivas a corto/medio plazo de Bitfab.

– D.T.: A corto/medio plazo como te decía antes nuestro objetivo es hacer crecer nuestra marca y nuestra presencia online para llegar cada vez a más gente con nuestro producto actual, que es un servicio de impresión 3D con asesoramiento de ingeniería.

A medio plazo la idea es aprovechar esa audiencia e ir avanzando nuestro modelo de negocio hacia plataforma de fabricación automatizada, con mucho más software e integrando otras tecnologías de fabricación flexible (láser, plegado, SLS…) para que cualquiera pueda idear una pieza y la tenga en sus manos con la mayor facilidad posible. Ese era el objetivo de Bitfab desde el principio y es el camino que queremos recorrer.

– S3D: Consejos para empezar a imprimir

– D.T.: Cuando empezamos a imprimir creo que nos preocupamos por muchos temas diferentes, nos perdemos en detalles técnicos… cuando lo mejor para aprender es simplificar el problema y aprender a hacer las cosas básicas bien desde el principio.

Lo mejor creo que es empezar a imprimir con un PLA de una marca conocida, con velocidades bajas y a la temperatura que recomiende el fabricante. Hay que saber que la calidad de la impresión depende del movimiento y estructura de la máquina, del control de la extrusión y sobre todo del laminado que hagamos de la pieza.

Así que lo mejor es empezar conociendo bien los parámetros de laminado y poniendo piezas de dificultad ascendente. No hay que obsesionarse al principio con parámetros complicados como el flow rate, temas de autonivelado, firmware… Tampoco hace falta empezar a comprar componentes y mejorar todas las partes de la máquina.

Lo mejor al principio para tener la experiencia más agradable y una base sólida es cuidar tu máquina y empezar dominando el laminado de las piezas con el software que hayas elegido: Cura, Slic3r o Simplify.

Para este tipo de usuarios estamos publicando el Podcast de Impresión 3D de Bitfab y empezando a hacer un curso de impresión 3D en nuestra web.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Nuestros productos