En la impresión 3D, como en todas las facetas de la vida, hay que cuidar todos los detalles del proceso. No solo me refiero al diseño, curación e impresión de un objeto, sino al acabado final. El procesado último de una pieza impresa en 3D marca la diferencia entre una pieza y un objeto.

Para hablar sobre acabados estuvimos con Francisco Muros, gerente de Special Paint. Antes de nada, agradecemos su tiempo y colaboración para la realización de este reportaje.

Nos llamó la atencion el origen de su negocio. Se dedicaban a la pintura de vehículos pero, a pesar de ser un empresario muy pequeño, siempre han tenido inquietudes y se les presentó la oportunidad de hacer algo nuevo. Detectaron la ausencia de empresas a nivel local en este nicho de la impresión 3D. El suyo es la hidroimpresión para el acabado de piezas impresas.

Los materiales habituales de impresión en 3D son el PLA y el ABS,  pero para Francisco, el más fácil es el termoplástico, mientras que el más complicado es la poliamida. Para ver resultados espectaculares, el mejor es la poliamida.

Algunos hemos oído hablar de los baños de acetona para eliminar los surcos de impresión cuando se usa PLA,  pero no se consiguen mejores resultados.

Llevamos un rato hablando sobre la hidroimpresión, pero no os hemos contado en qué consiste. Básicamente es como poner una “calcamonía”. No nos pueden desvelar su técnica por motivos de confidencialidad. Comenta Francisco que han tardado 6 meses en poner a punto la técnica tras un gran trabajo de I+D, el cual, apostilla, nunca acaba. Se tardan 2 días en dejar lista una pieza, aunque varía según el tamaño, especificidades del cliente,…

En todos los trabajos, y más en los novedosos como es este sector, hay sorpresas continuas con los clientes. Nos cuenta que uno les dijo al recibir la pieza terminada: “nos llegan piezas de escaso valor, y salen bellezas”. Es habitual que se sientan abrumados por los acabados.

Mirando al futuro, se sienten ilusionados y motivados para seguir desarrollando nuevas técnicas. Los clientes son cada vez más exigentes y la competencia también. Es un sector en el que la personalización es el valor añadido y diferencial, por lo que hay que cuidar y escuchar al cliente para que quede totalmente satisfecho.

Cada poco se investiga y descubren técnicas y materiales nuevos de impresión en 3D, SLS y resinas, que también necesitan procesado. Se debe seguir desarrollando y adaptando los acabados a los diferentes materiales.

Os dejamos con una galería de sus piezas en bruto y los resultados tras el procesado. Esperamos que os haya gustado.

Las imágenes han sido cedidas por Special Paint.

Port Relacionados

Leave a comment

×

E-mail Preview :

Me haría mucha ilusión si me regalases esto en Social 3D print :-)

Comprar ahora.

Opciones & Ajustes